Clínica de Medicina Hiperbárica y Fisioterapia en Arturo Soria.
Calle Matías Turrión 5. Madrid.
91 277 09 32

Indicaciones OHB

En Oxyfisio ofrecemos nuestro servicio de Medicina Hiperbárica como tratamiento coadyuvante para los siguientes procesos:

-Recuperación de lesiones musculares u osteoligamentosas en deportistas, relacionadas con su actividad física.

-Recuperación físico-muscular en situaciones de ejercicio de alta intensidad (deporte de competición o preparación física para oposiciones).
-Tratamiento de la fibromialgia.
-Tratamiento de la fatiga crónica.

-Tratamiento de la espasticidad.

-Tratamiento del dolor neuropático.

-Pie diabético.

-Retardos de cicatrización

-Tratamiento del edema óseo.

-Tratamiento del síndrome de Sudeck (algodistrofia simpático-refleja)

-Intoxicación aguda por monóxido de carbono, intoxicación por humo.

-Lesión radioinducida. Lesiones cutáneas postradioterapia en pacientes con cáncer, y lesiones radioinducidas de hueso, mucosas y partes blandas (cistitis radioinducidas, mucositis, dermatitis... en personas que han recibido radioterapia para el tratamiento de cáncer de próstata, mama, tráquea, pulmón....).

-Recuperación postquirúrgica de tejidos con compromiso vascular, como por ejemplo en cirugía plástica o reparadora.

-Procesos neurológicos o degenerativos que pudieran beneficiarse de esta terapia, como cuadros hipóxicos, migrañas, acúfenos y otros.

-Procesos cutáneos, como la psoriasis, o de otro tipo que pudieran beneficiarse de este tipo de terapia, según criterio del facultativo prescriptor.

No existen contraindicaciones absolutas para recibir tratamiento en nuestra cámara. No obstante existen circunstancias particulares que el médico ha de conocer para, llegado el caso, desaconsejar o aplazar el tratamiento si fuera necesario: el neumotórax con mecanismo valvular; la existencia de toracotomías; el antecedente de neumotórax espontáneo; la tendencia a padecer crisis comiciales o epilepsia; las enfermedades infecciosas y catarrales de vías respiratorias altas que comprometan la vía respiratoria; las sinupatías agudas o crónicas tabicadas; encontrarse bajo los efectos de alguna droga o del alcohol; el embarazo; la hipertensión arterial grave con actual mal control; ser portador de marcapasos; ser diabético con actual riesgo de hipoglucemias; haber sufrido recientemente (hace menos de 2 meses) un infarto de miocardio o una cardiopatía isquémica; insuficiencia cardíaca con fracción de eyección baja; determinados procesos psiquiátricos como trastornos por claustrofobia.




El Comité Coordinador de Centros de Medicina Hiperbárica, establece las indicaciones y contraindicaciones.