Clínica de Medicina Hiperbárica y Fisioterapia en Arturo Soria.
Calle Matías Turrión 5. Madrid.
91 277 09 32

CÁMARA HIPERBÁRICA Y FERTILIDAD

La oxigenoterapia en cámara hiperbárica ha demostrado, con evidencia científica, que puede mejorar la calidad de óvulos, espermatozoides y endometrio.

La receptividad endometrial, el fallo repetido de la implantación, la reserva ovárica y la calidad de los espermatozoides son los factores más comunes que pueden causar infertilidad.

La implantación habitualmente tiene lugar si el endometrio ha alcanzado una etapa receptiva con adecuada oxigenación y vascularización.

Las modernas tecnologías reproductivas aumentan el éxito del tratamiento de la infertilidad, pero en muchos casos no son suficientes por sí solas. Para mejorar todos estos factores, ginecólogos expertos en fertilidad y médicos hiperbaristas de todo el mundo están empezando a emplear la oxigenoterapia en cámara hiperbárica (OHB) como terapia complementaria a los tratamientos de base. Consiste en inhalar oxígeno de gran pureza en un ambiente de presión elevada, superior a la atmosférica. Esta combinación, por las leyes de la física (Ley de Henry), permite diluir el oxígeno en el plasma sanguíneo, impregnando todo el organismo de oxígeno y estimulando la microangiogénesis (formación de nuevos pequeños vasos circulatorios), especialmente en zonas más comprometidas, como pudiera ser el endometrio uterino y el resto de tejidos implicados en la reproducción.

Estos tratamientos están basados en la evidencia científica que han aportado diversos estudios clínicos, como los realizados por la doctora Ana Mitrovic Jovanovic, del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la Escuela de Medicina de la Universidad de Belgrado. En su estudio, publicado en la prestigiosa revista “Critical Care Obstetrics & Gynecology”, las pacientes fueron tratadas en cámara hiperbárica con entre 7 y 10 sesiones (de 70 minutos de duración cada una) consecutivas a partir del día 2 a 5 del ciclo menstrual. Se realizó una evaluación de los efectos de la OHB y observaron una mejoría de la oxigenación endometrial y la vascularización, con mejor calidad de los ovocitos, mejor respuesta a la estimulación ovárica, mejor calidad del embrión y mayor tasa de embarazo. La foliculometría en los ciclos cuando se aplicó la terapia de oxígeno hiperbárico indicó una excelente respuesta de endometrio (el grosor del endometrio en el momento de la ovulación fue mejor ). La calidad deseable del endometrio fue significativamente mejor en el ciclo cuando se aplicó la terapia, y notaron la prolongación de los efectos también en el siguiente mes.  El mapeo de los vasos sanguíneos mostró mejoría en la red capilar del endometrio, especialmente en el periodo de 4 a 6 semanas después de la terapia con OHB.

Por otra parte, también trataron a pacientes con factor de infertilidad masculina. Se registró un aumento significativo de la actividad motora y aumento de la espermatogénesis dos meses después de la terapia. Los resultados obtenidos sugieren que la exposición de las muestras de espermatozoides a OHB tiene un impacto favorable sobre la capacidad funcional de los mismos vista su mejor motilidad. Los efectos de la oxigenoterapia hiperbárica se verificaron mediante análisis de semen de control después de 70 a 90 días tras la terapia. También vieron buenos efectos en la integridad del ADN con menos fragmentación del ADN en condiciones de hiperoxia.

Hay muchos factores que influyen, pero nuestra experiencia muestra que la terapia de oxígeno hiperbárico podría tener un impacto positivo en el tratamiento de la infertilidad.